Tips para el cuidado de tu lencería

Para el cuidado de tu lencería debemos lavarlas y secarlas de diferente manera. Ya que estas piezas son mucho más delicadas y propensas a dañarse con facilidad.

Si deseas que tu ropa interior preferida estén en perfectas condiciones y dure un poco más, te presentamos estos consejos que debes tomar en cuenta.

Lavado
Lava las prendas siempre a mano y con jabones o detergentes especialmente concebidos para prendas delicadas.

En lavadora
En caso de utilizar lavadora, se deben introducir las piezas en una bolsa de lavado.

No secadora
No es aconsejable utilizar secadora, ya que el calor intenso puede dañar la elasticidad de los tejidos.

Colores
Es muy importante lavar siempre las prendas del mismo color para evitar que se manchen o cambien de tono.

Broches
Antes de meter la ropa en la lavadora, es aconsejable ceñir siempre los broches del sujetador para evitar que se enganchen con otras prendas y que se deformen los aros y el contorno.

No exprimir
Evitar centrifugar y escurrir los sujetadores a mano. Es preferible dejarlos secar al aire libre.

El uso
En cuanto a la frecuencia de los lavados, se recomienda hacerlo cada dos o tres puestas, aunque depende también de las circunstancias particulares.

Tirantes
Reajusta los tirantes del sujetador después de cada lavado para que vuelvan a su medida correcta.

Guardar
Para evitar que la ropa interior se aplaste y se deforme dentro de la gaveta, agrupa todos los sujetadores y colócalos de tal forma que las copas queden apiladas unas encima de otras.

Deformarlo
A la hora de doblar el sujetador, abróchalo primero e introduce después una copa sobre otra. No arrugarlo nunca.  Truco: los sujetadores preformados deben guardarse en plano para evitar deformaciones.